No hay comentarios

Sobre músicas

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.

Todo viene a que con frecuencia me dice, la gente que viene a Grecia, que la música griega parece árabe; les suena muy diferente a la suya. Yo no sé, precisamente, si fue antes el huevo o la gallina, así que lo dejo en que es música oriental. Lo que sí que es verdad es que hay una clara barrera en el Egeo que separa el mundo en dos partes, musicalmente hablando. Según Theodorakis la diferencia estriba en la clara influencia “modal” de las composiciones griegas que se pierde en el Jónico, por su proximidad a Italia.

El sistema «modal» es llamado así porque se basaba en 7 modos establecidos por los griegos clásicos: Jonio, Dorio, Frigio, Lidio, Mixolidio, Eolio, Locrio. Estos modos correspondían a 7 estados anímicos diferentes, unos más tristes o melancólicos, otros más alegres o festivos, relacionados con las 7 notas musicales, do, re, mi, fa, sol, la, y si. Podríamos entenderlo mejor con un piano: si tocamos de Fa a Fa, solamente tocando las notas blancas, estaremos tocando en el modo Lidio.

La música podría sonar algo parecido a esto:

La música china, hindú, la árabe, la música étnica en general y hasta en cierta forma el flamenco, son claros ejemplos de la variedad de la música modal.

Sin embargo, la música que comúnmente escuchamos hoy en día es música “tonal”; la melodía se construye sobre una base armónica definida por el tono en que nos estemos moviendo: Do mayor, La menor, etc. Este sistema, denominado sistema tonal, empieza a utilizarse en el Barroco, sobre todo a partir de J.S. Bach y su “clave bien temperado”. Fue como establecer las normas gramaticales de la armonía y la composición.

Entre nota y nota el oído humano alcanza a percibir 10 frecuencias diferentes, los “microtonos”. Estos eran todos considerados en el sistema modal que llegaba, por tanto, a tener 70 sonidos . En el sistema tonal esto parece excesivo y se reducen a 12. La música modal es por tanto mucho mas rica en sonidos, pero la melodía puede parecer un poco ambigua y no definida. Es la típica música oriental que se utiliza para relajarse o meditar.

Otra gran diferencia auditiva entre ambas, aparte de la sonoridad, es la forma en la que están compuestas. La música tonal, tiene una tónica, o nota de reposo, alrededor de la cual gira toda la composición y con la que termina. Es como si dijeramos, el idioma en el que está escrita y nos construye un argumento. La música, compuesta de esta manera, no parece plana o monótona a nuestros oídos occidentales. La música modal es un simple fluir melódico sin puntos críticos; los contrastes son mínimos. Esto hace que éste tipo de música se pueda terminar en cualquier momento sin producir sensación de que falta el final.

Bueno, pues, esta influencia de la música modal en Grecia es la que sorprende a nuestros oídos. Pero aviso; si te engancha, ya no la podrás olvidar.

No hay comentarios

Música del Egeo

Traigo aquí un famoso tema de Giannis Parios como muestra de música típica de las islas cícladas.
Siempre que oigo estos sonidos me veo navegando bajo el azul intenso del cielo del Egeo, impulsado por el poderoso meltemi.
¡Que lo disfruteis!

2 comentarios

Bailar en Grecia

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.
Δεν ελπίζω τίποτα. Δε φοβούμαι τίποτα. Είμαι  ελεύτερος.

No espero nada. No temo nada. Soy libre.

Epitafio de la tumba del filosofo y escritor griego, Nikos Kazantzakis autor de Alexix Zorbas.

Sé que el Sirtaki es un tópico, un reclamo de turistas en el barrio de Plaka o en las tabernas del Microlimani, pero nadie puede negar que es una pieza evocadora; oyes los primeros compases y ya estás en Grecia. Mikis Theodorakis  es un genio.
Sé que “Zorba el Griego” es un mito inmortal,  un ejemplo del cine que trasciende la pantalla y queda como un icono reconocible en cualquier momento.
Se que puedo repetir lo que muchos otros  ya han escrito.
Pero voy a poner la escena final de la película porque en sus fotogramas, su música y en  la cara de Anthony Quinn, se concentra mucha esencia que yo, común mortal, no acierto a describir con letras; mejor los fotogramas.
La película dirigida por Michel Cacoyannis , basada en la novela  escrita por N. Kazantzakis, es bastante dura; una película de posguerra. No voy a contarla con detalle, pero si  a resumir lo que expresan esos 3 minutos del final de la historia. Por lo menos, como los leo yo:
Basil es un joven escritor inglés.  Viaja a la isla de Creta, donde acaba de heredar una vieja mina que tiene intención de explotar para poder seguir haciendo lo que le gusta: escribir. Durante el viaje conoce a Zorba, un griego socarrón, sencillo, bruto, casi analfabeto, pero lleno de energía. Su pasión por la libertad y la vida asombran al tímido intelectual.
Estos seres diametralmente opuestos, con vivencias y experiencias contrarias, pero complementarios, entablan una singular amistad.
Los negocios resultan ser un desastre gracias al vividor  Zorba  y Basil se arruina,; pero le pide a Zorba que le enseñe aquello que no está en los libros: que le enseñe a bailar ( o a vivir que es lo mismo para Zorba).

Cualquiera que haya vivido en Grecia, o incluso intentado hacer negocios en Grecia, o como yo, simplemente reformar una casa de un pueblo, se reconocerá  en la película. Las cosas no avanzan, son eternas y los simpáticos Zorbas  nos entretienen y prolongan la espera. Pero… ¿Hay algo mejor que aprender a bailar en un playa de Creta ; en el medio del Mediterráneo?

5 comentarios

Navegando con Savina Yannatou

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.

Nacida en Atenas (Grecia), Savina Yannatou estudió canto en el Conservatorio Nacional de Atenas. Ha recorrido muy diversos géneros musicales: canciones griegas, en colaboración con compositores  muy conocidos, además de ópera y música contemporánea.
La verdad es que tiene mucho gusto cantando, no es de extrañar su formación lírica. Ha actuado varias veces en España, pero yo no he tenido la oportunidad de verla.
He escogido una canción de Manos Hadjidakis que a muchos les sonará, porque la cantaba hace  tiempo, Georges Moustaki:

Ο ταχιδρομος πεθαινε.  El pequeño cartero murió.

 

ήταν παιδί στα δεκαεφτά που τώρα έχει πετάξει
ποιος θα σου φέρει αγάπη μου το γράμμα που ‘χα τάξει
και σαν πουλί που πέταξεη
πικραμένη του ζωή, πέταξε πάει και τού ‘φυγεη δροσερή πνοή
Ποιος θα σου δώσει αγάπη μου το τελευταίο φιλί μου
Ο ταχυδρόμος πέθανε στα δεκαεφτά του χρόνιακι ήταν αυτός η αγάπη μου,
η κουρασμένη του σκιά τώρα πετά στα κλώνια, φέρνει δροσιά στ’ αηδόνια
Ποιος θα σου δείξει αγάπη μου πού ‘ναι του ονείρου ο δρόμοςαφού
πεθάναμε μαζί εγώ κι ο ταχυδρόμος

Era un muchacho de apenas diecisiete años y ahora ha muerto.
¿Quién te llevará, amor mío, la carta que te había prometido?
Y como un pájaro que ha escapado
Su amarga vida ha volado y se ha marchado su fresca respiración.
¿Quién te dará, amor mío, mi último beso?
El cartero ha muerto a los diecisiete años y él era mi amor
Su sombra cansada que ahora ha volado a las ramas lleva la frescura a los ruiseñores.
¿Quién te mostrará, amor mío, dónde está la calle del sueño?
Desde ahora estamos muertos yo y el cartero.
11 comentarios

Mediterráneo: muchas lenguas, una canción

 

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.

Que han vertido en ti cien pueblos de Algeciras a Estambul.… muchas canciones, con diferentes palabras.

En griego por Melina Mercuri:


Μεσόγειο τη λεν και παίζουνε γυμνά
παιδιά με μαύρα μάτια αγάλματα πικρά
γέννησε τους Θεούς, τον ίδιο το Χριστό
το καλοκαίρι εκεί δεν τρέμει τον καιρό
μεσ’ τη Μεσόγειο

Το αίμα τους αιώνες σκάλισε εκεί
τα βράχια και τους κάβους και τη βαθιά σιωπή
νησιά σαν περιστέρια αιώνιες φυλακές
το καλοκαίρι εκεί δεν τρέμει τις βροχές
μεσ’ τη Μεσόγειο
Οι κάμποι κι οι ελιές χάνονται στη φωτιά
τα χέρια μένουν μόνα κι άδεια τα κορμιά
λαοί της συμφοράς και πίκρα του θανάτου
το καλοκαίρι εκεί δε χάνει τα φτερά του
μεσ’ τη Μεσόγειο
εδώ στη λίμνη αυτή γεννήθηκα κι εγώ
μεσόγειος του φόβου και των πικρών καιρών
τα όνειρα που ‘παίζαν στα βαθιά νερά
γινήκαν δέντρα μόνα στα ξερά νησιά
μεσ’ τη Μεσόγειο
Τον Παρθενώνα κρύβουν σύννεφα βαριά
στην Ισπανία εχάθη η λέξη λευτεριά.
Αλλ’ αν η Αθήνα μένει
όνειρο πικρό
το καλοκαίρι εκεί δεν τρέμει τον καιρό.
Μεσ την Μεσόγειο…

En francés por el propio Moustaki  y  en catalán por Maria del Mar Bonet:

En este mar donde juegan niños de ojos negros,
conviven tres continentes y siglos de historia.
Profetas, dioses y el mismo Mesías,
Hay un hermoso verano que no teme al otoño
en el Mediterráneo.
Hay olivos que mueren bajo las bombas
justo allí donde surgió la primera paloma.
Pueblos olvidados, segados por la guerra.
Pero hay un hermoso verano que no teme al otoño
en el Mediterráneo.
Hay un olor a sangre flotando sobre sus playas
países heridos y llagas sin cerrar,
islas de espinos, muros que te encierran.
Pero hay un hermoso verano que no teme al otoño
en el Mediterráneo.
En este mar, yo jugaba cuando era niño
en él metía mis pies en el agua y respiraba su viento.
Mis compañeros de juegos, los que ahora son hombres,
son los hermanos de aquellos a los que el mundo abandona
en el Mediterráneo.
El cielo está de luto sobre la Acrópolis
y la palabra libertad ya no existe en Español,
pero siempre podremos soñar con Atenas y Barcelona.
donde hay un hermoso verano que no teme al otoño
en el Mediterráneo.

Esta preciosa canción está escrita por un francés, nacido en Egipto y de padre griego.

Esta preciosa canción de Georges Moustaki es mi pequeño  homenaje al pueblo de Tunez, en el Mediterraneo, que da sus primeros pasos en el mundo democrático. ¡Que sean muchos mas!

6 comentarios

Nisiótika. La música de las cícladas

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.
La Nisiótika es la música de las islas; las islas del Egeo. Su música tradicional. Normalmente son melodías de aires alegres, aunque sus letras escondan pequeños dramas. La de hoy, la que os ofrezco, es triste; pero creo que es el ánimo de la actual y propia Grecia. Es una canción muy conocida, interpretada por muchas cantantes diferentes y con variaciones de letras muy diversas, entorno al mismo tema. Pero he elegido esta versión de Eleni Tsaligopoulou porque me parece muy contundente; la interpreta no solo con una hermosa voz si no con todo el sentimiento.

La palabra Tzivaeri no tiene traducción y se repite con frecuencia en la música griega. Por lo que he podido investigar parece que viene del arabe, cevher, piedra preciosa, piedra rara y de gran valor. Es la canción un lamento de alguien, de cualquiera, de una madre; su Tzivaeri ha tenido que irse lejos. Lejos de Grecia.

Tzivaeri. Eleni Tsaligopoulou

Tzivaeri
Αχ! Η ξενιτειά το χαίρεται
Τζιβαέρι μου
Το μοσχολούλουδο μου
σιγανά και ταπεινά
Αχ! Πανάθεμά σε ξενιτειά
Τζιβαέρι μου
Εσέ και το καλό σου
σιγανά και ταπεινά
Αχ! Εγώ ήμουνα που το ‘στειλα
Τζιβαέρι μου
Εκει στα μαυρα χενα
σιγανά πατώ στη γη

 

¡Aj!  Tierras extranjeras te dan la bienvenida
Mi Tzivaeri
Mi hermosa flor de bello aroma
Tranquila y humilde.
Malditas tierras extrañas
Tzivaeri mio
Tú y tu buena fortuna
Tranquila y humilde
Yo fui quien le envio allí
Mi tzivaeri
Allí al maldito extranjero
Lentamente piso la tierra

 

Grecia se descompone; o la despedazan. La sombra de la emigración; la eterna tragédia de los años 50 amenaza, vuelve con fuerza, con tristeza. No hay nada más tremendo, para un griego, que tener que abandonar su tierra, sus islas, sus barcas, sus mares. Los entiendo perfectamente.

5 comentarios

Música al margen: la Rembétika

Post publicado en nuestro blog Navegando por Grecia.
Todas las músicas urbanas huelen a algo: El blues es aroma  de tabaco y whisky , el tango es mate y humedad de las calles porteñas. Hay una música en Grecia que huele a vino barato derramado sobre los suelos de madera de las tabernas, al  humo de hachis que emanan los narguiles, que se canta al borde del desafinado y que nace de una subcultura, cuasi criminal; en sus inicios despreciada por las clases medias y perseguida por las autoridades; la Rembétika.

En 1922, dos millones de refugiados griegos, provenientes de Esmirna y de otras partes de Asia Menor son expulsados por los turcos; en represalia a la incursión de la armada Griega en el Imperio Otomano. Huyen con lo puesto, abandonando sus negocios, sus hogares, su familia; lo poco que consiguen traer a su exilio es la música. Salieron de una tierra rica y llegaron a un lugar pobre, una  madre patria  que solo conocían de oídas. Pasaron de pertenecer a la clase media a ser  los marginales de  un país  que no los acoge como ellos esperaban.  Se vieron confinados a los suburbios del Pireo, Atenas o Salónica.

Costas Ferris hace un retrato muy acertado en su pelicula Rembétiko.

En sus cafés, en sus tekedes, con humo de hachís y con acompañamiento de bouzouki , baglamas y guitarra, con aires orientales; nació la rembétika. Sus letras hablan de pobreza, de sueños rotos, de adicción a las drogas, opresión policial, cárcel, alcohol, amores no correspondidos.

La rembétika es adictiva.  Sorprende , al principio por sus voces etílicas y  quebradas, pero una segunda audición te puede atrapar.
He escogido está canción , Kαίγομαι (me quemo)  porque me  ha hechizado, al oir una y otra vez  el desgarro de su canto. Es de Marika Ninou , el personaje principal de la película. Dicen de ella que cantaba bien la Rembétika porque sabía mejor que nadie lo que era sufrir.

No estoy del todo conforme con algunos de los subtítulos, pero en lineas generales dan una idea de lo que dice.

En 1936 comienza la dictadura de Ioannis Metaxas  que establece la censura. Toda la discografía con referencias al hachís, al opio, etc. es prohibida. Se continúa, sin embargo, grabando canciones rembétikas con temática legal. Pero como la opresión, es una buena fuente de inspiración de las canciones, el periodo de ocupación Nazi en Grecia ofreció muy buenas muestras de Rembetika.

En Saltadoros ,  canción, de Michalis Genitsaris, el cantante cuenta como sabotean la gasolina de los camiones alemanes.

Ζηλεύουνε, δεν θέλουνε, ντυμένο να με δούνε
Mπατίρη θέλουν να με δουν, για να φχαριστηθούνε
Θα σαλτάρω, θα σαλτάρω, τη ρεζέρβα θα τους πάρω
Μα εγώ πάντα βολεύομαι, γιατί τηνε σαλτάρω
σε κάνα αμάξι Γερμανού, και πάντα τη ρεφάρω

Θα σαλτάρω………..

Βενζίνες και πετρέλαια εμείς τα κυνηγάμε
γιατί έχουνε πολλά λεφτά και φίνα την περνάμε
Θα σαλτάρω…………
Οι Γερμαοι  μας κυνηγούν  και εμείς δεν τούς ακούμε
εμείς θα τής σαλτάρουμε πώς του να σκοτωθούμε
Θα σαλτάρω…………

Están celosos, no quieren verme bien vestido
Quieren verme acabado para estar contentos.
Saltaré, saltaré y la reserva les birlaré.

Yo siempre me las arreglo para asaltar
Algunos coches alemanes y compartirlo.
Saltaré…..

Buscamos gasoil y gasolina,
De los que tienen mucha pasta y luego lo celebramos
Saltaré……

Los alemanes nos persiguen,
Pero no los oímos.
Seguiremos saltando hasta que nos maten.
Saltaré…….

La rembétika fué prohibida por los Nazis.  María, la María de la taberna, me contaba que los resistentes llevaban baglamases escondidos bajo las ropas para poder cantarla de forma clandestina. Los rembetes solo usaban una manga, el otro brazo quedaba libre bajo el abrigo.


No hay comentarios

Musica griega

A veces nos gusta acompañar nuestras navegaciones por los mares de Grecia de buena música griega. Compartimos con vosotros esta canción de Eleni. Una de esas canciones que pueden mejorar la mejor de tus singladuras. Disfrutadla.

No hay comentarios

Música y veleros

Navegamos en silencio con las velas desplegadas. Alguien pone la radio y suena una canción. ¿Quien es la cantante?, nos preguntamos.
Mientras, el velero sigue su curso…
01-Haris Alexiou Byssino & Nerantzi
Haris Alexiou es una de mis cantantes griegas favoritas. Tuve la suerte de poder verla en directo en Lefkada en el verano del 2007. Siempre me acompaña en mis singladuras por las islas griegas.