1 comentario

MANIOBRAS CON ANCLA 4

En todas las maniobras que se explican en los 13 capítulos de este tutorial se considera que patroneamos un barco dextrógiro y sin hélice de proa. Las maniobras en un levógiro serán las contrarias de las explicadas. La hélice de proa la considero solo una ayuda y entiendo que no exime al patrón de interpretar correctamente la maniobra.

2 comentarios

MANIOBRAS CON ANCLA 3

En todas las maniobras que se explican en los 13 capítulos de este tutorial se considera que patroneamos un barco dextrógiro y sin hélice de proa. Las maniobras en un levógiro serán las contrarias de las explicadas. La hélice de proa la considero solo una ayuda y entiendo que no exime al patrón de interpretar correctamente la maniobra.

2 comentarios

MANIOBRAS CON ANCLA 2

En todas las maniobras que se explican en los 13 capítulos de este tutorial se considera que patroneamos un barco dextrógiro y sin hélice de proa. Las maniobras en un levógiro serán las contrarias de las explicadas. La hélice de proa la considero solo una ayuda y entiendo que no exime al patrón de interpretar correctamente la maniobra.

4 comentarios

MANIOBRAS CON ANCLA 1

El navegante acostumbrado a ir de marina en marina, equipadas con muertos y pantalanes flotantes, olvida frecuentemente que el ancla no solo sirve para fondear a la gira en una cala, si no que también es un elemento indispensable en muchos puertos, como los de Grecia, donde se atraca con ella la mayoría de las veces, e incluso en algunos fondeaderos que debido a su profundidad y poco espacio hacen necesario el dar amarras por la popa a puntos firmes de la costa. En estos casos, si no se tienen unos pocos fundamentos de cómo realizar la maniobra, esta puede acabar en una trifulca con los barcos vecinos o en desastre, en el peor de los escenarios.

Este tutorial,que constará de 13 capítulos o fichas que iran saliendo de forma periódica (incluyo aquí la primera), es una pequeña recopilación de las maniobras más comunes, fruto de nuestra experiencia de años; pero también de nuestra observación de las carencias de muchos patrones novatos que se lanzan sobre los muelles sin tener muy claro lo que están haciendo. Sirva esto pues, para que alguno aprenda, otros refresquen su memoria e incluso para que establezcamos un debate del que todos podamos sacar algo. Espero que sea de alguna utilidad.

FICHAS

  1. El material
  2. Lo más básico
  3. Al muelle con viento de proa
  4. Al muelle con viento de popa
  5. Al muelle con viento por amura de estribor
  6. Al muelle con viento por amura de babor
  7. Al muelle con viento por aleta de estribor
  8. Al muelle con viento por aleta de babor
  9. Al muelle haciendo cabeza
  10. Abarloarse con ancla
  11. La maniobra indiscriminada
  12. ¿Cuanto tenso la cadena?
  13. Amarrando en calas

No hay comentarios

Barnices de exteriores

Algunas normas básicas para obtener buenos resultados con los barnices de exteriores:

  • Usar un barniz adecuado y de calidad. Preferiblemente utilizar los específicos «marinos» con protección UV.
  • Emplear solo buenos pinceles. Son más caros pero sin duda compensa.
  • Utilizar solo el disolvente adecuado recomendado por el fabricante.
  • Preparar bien la superficie a barnizar, decapando si es necesario. Lijar siempre en el sentido de la veta comenzando con lija del 80 y terminando, antes de aplicar la primera capa con lijado de acabado (180-200).
  • En madera nueva, dar la primera capa con barniz muy diluido (30-50%).
  • Aplicar un lijado suave (320-360) entre mano y mano.
  • Aplicar no menos de siete capas si queremos un acabado adecuado y una protección duradera.
  • Y una recomendación final: Una o dos manos de barniz al año, a modo de mantenimiento, mantendrá nuestros barnices en forma, evitará que se deterioren y a la larga nos ahorraremos trabajo.
No hay comentarios

Tutorial. Añadir información adicional a las cartas de OpenCPN

En este tutorial explicaré una forma sencilla de crear archivos POI (puntos de interés) para ser incluidos en OpenCPN como complemento a los datos cartográficos.

De esta forma podremos disponer de fotos, direcciones, páginas web, artículos informativos, etc, con un simple clic del ratón sobre la propia carta nautica.

En el tutorial vamos a crear un archivo con información sobre los puertos de la isla griega de Itaca.

Programas que vamos a necesitar

OpenCPN: Descargalo desde aquí.

MarinePoi: Programa para crear los POI. Para instalarlo descargar los tres archivos: MarinePoi.CAB, SETUP.LST y setup.exe desde aquí. Guardarlos todos en la misma carpeta y ejecutar el archivo de instalación (setup.exe).

GPSBabel: Nos servirá para convertir los archivos de Google Earth «kml» en archivos «gpx» que pueda abrir OpenCPN. Lo podéis descargar desde aquí.

Google Earth: Descargalo desde aquí.

Una vez descargados e instalados los programas seguiremos las instrucciones del siguiente video-tutorial:

1 comentario

Malos puertos: Lipari

Inicio con Lipari una serie dedicada a puertos mediterraneos que me parecen dificilmente recomendables, con independencia del interés del enclave en el que estén ubicados.

Lípari fue durante muchos años una de mis escalas preferidas del mediterráneo central. Bien es cierto que era un puerto sumamente desprotegido y completamente abierto a todos los vientos del primer y segundo cuadrante, pero en general y con tiempo más o menos estable la cosa funcionaba si de una corta escala se trataba. Y así fue durante muchos años: llegabas, fondeabas y dabas amarras al expuesto muelle. No pagabas nada y fuera de temporada, disfrutabas de una tranquila y más que atractiva escala.

Pero un año llegué y me encontré con un par de pantalanes como este:

Pues sí, pantalanes en medio del mar, con sus muertos y demás parafernalia de rigor, explotados por un par de compañías privadas. En ellos los barcos siguen tan expuestos como antes, pero peor. Ahora se accede por un pantalán flotante que con un poco de resaca se mueve como un condenado. Y además pagas ¡y como pagas!, por amarrar tu pobre barco en medio del mar.

No se como andará la cosa al día de hoy por esos pagos. Noticias me llegan y desde luego no son las mejores. Si sé que desde ese día otro puerto de escala (sí, otro más) desapareció de la lista de mi derrotero de viaje. Y es que un mal puerto puede, en más de una ocasión, llegar a ser un excelente puerto de refugio, pero una estafa nunca dejará de ser una estafa.

 

2 comentarios

El mejor nudo para amarrar

La «vuelta de rezón» ha mostrado, en recientes tests de resistencia a rotura, ser el nudo idóneo para fijar las amarras de nuestros barcos. Sabemos que el nudo es la parte más débil de un cabo y que salvo pérdida de resistencia por rozaduras o deterioro, este, acabará rompiendo antes por la parte anudada.

En pruebas de carga realizadas sobre un cabo de poliester de tres cordones, se comprobó que la sencilla vuelta de rezón, rompía  al alcanzarse el 67% de la carga máxima de rotura del cabo, mientras que un as de guía lo hacía al 62%. Además dicho nudo permite desanudar amarras en tensión, algo que como bien sabemos es imposible con el popular as de guía.

Dicho sea de paso, la vuelta de rezón es el nudo de amarre recomendado en los cursos de la RYA , y debiera ser el elegido siempre que queramos dar amarras a una barra o anilla. Quizás no sea el más indicado para amarrar a norays o bolardos por la evidente imposibilidad de encapillar o desencapillar adecuadamente.

1 comentario

Rocna: Ultimas noticias

Yachting Monthly acaba de publicar un artíiculo que puede interesar a todos los propietarios de un ancla Rocna comprada entre los años 2008-2010.

Como muchos sabreis, durante ese período se fabricaron anclas en la factoría de China con un acero que no cumplía las especificaciones de resistencia que la propia casa prometía. No es fácil averiguar si el ancla que tenemos es de las «buenas» o por el contrario de las «malas», salvo que las sometamos a la correspondiente prueba de resistencia.

En todo caso es bueno saber que los actuales responsables de fabricación, los canadienses de Canada Metal, se hacen cargo de las anclas «sospechosas» cambiándolas por una nueva de reciente y controlada fabricación. Por si a alguien le interesa este es el enlace para tramitar dicho cambio.

El artículo de YM os lo podeis descargar desde aquí.

1 comentario

¿Cartas para simuladores?

El puerto de Roccella Ionica (N38º 19.528  E16º 25.865) puede ser una útil escala de tránsito para los barcos que hacen la travesía Grecia-Italia. Está situado unas 180 millas al oeste de la isla de Cefalonia y 29 millas al norte del cabo Spartivento.

Hace años bajando por la costa Italiana en demanda de Messina, hicimos escala en él ante las previsiones de mal tiempo que anunciaba la meteo  local. El puerto, por entonces, era gratis por lo que decidimos esperar en él a que la cosa mejorara, aprovechando de paso, para hacer turismo por la zona.

Recalamos sin problemas:  Era una tarde apacible, sin viento y mar totalmente en calma.

Al día siguiente el panorama cambió radicalmente: El viento arreció, la lluvia caía con fuerza y…, a unos cien metros de la bocana las olas que no eran excesivamente altas, rompían estrepitosamente. La cosa me sorprendió bastante, porque pese a las bajas sondas en las proximidades del puerto, la mar no parecía presentar las condiciones adecuadas para tamaño espectáculo.

Por entonces, hará unos trece años, usábamos las cartas CM93 y en ellas la zona se representaba y se sigue representando así:

Consultamos la correspondiente carta de papel y nos encontramos con una sutil pero fundamental diferencia:

 

Trece años después la confusión continua, pues esto es lo que nos dicen las actuales Jeppesen:

 

Y esto las Navionics:

Como se puede ver hay para todos los gustos. Ni siquiera se ponen de acuerdo sobre el trazado del veril de 5 metros, vital para una recalada con viento y mar de fuera.

Y vuelvo a lo de siempre: ¿Descuido, ligereza, todo vale?.

Las cartas para simulación aérea de Jeppesen lo dicen claramente: “cartas no válidas para la navegación aérea”.  ¿Porqué no incluir en estos paquetes cartográficos una leyenda parecida? Iriamos todos avisados y quizás así nos ahorrarían algún que otro susto.