No hay comentarios

Alquiler de velero. Cocina a bordo

Cuando navegamos puede llegar a ser peligroso cocinar, por la posibilidad de vuelcos y caídas de las cacerolas en la cocina. Se desaconseja totalmente hervir o cocer en ollas destapadas, aunque todas las cocinas de barcos llevan cardan, un sistema para que las cazuelas siempre estén en vertical. Un buen plan, para el día que nos apetece cenar o comer a bordo, es el de hornear. Los alimentos se encuentran seguros en el compartimento del horno evitando derrames accidentales. Además, las cocinas suelen estar mayoritariamente en zona de paso y, ya sean unos niños acelerados o un adulto despistado, sartenes, cazos y cazuelas son un blanco perfecto para un pequeño problema a bordo.

Podemos animar los menús repetitivos de ensalada de pasta frías o espaguetis con tomate, por unos macarrones con carne cubiertos por una apetitosa capa de queso gratinado. También nos permite cocinar pizzas ya hasta algún pescado en papillote, al estar envuelto en papel de cocina, prácticamente no ensuciaremos nada.

Comentarios (0)