BLOG

About admin

2 Comments
  1. No hay que despreciar el apoyo en la proa que nos crea la propia cadena al posarse en el fondo. Como bien dices, es importantísimo situar el ancla perpendicular al hueco o lugar donde queramos fijar nuestro barco. Después “afirmada” la proa en la propia cadena y a una velocidad suficiente de respuesta llevar el barco a su sitio. Para hacerlo, hay que conjugar bien la salida de cadena con fuerza de motor. Yo tiendo a dejar que sea el propio molinete quien de la pauta de velocidad, claro está sin tirones ni forzar, a un pelo mas de motor logras acostar la cadena recta y casi con la tensión que dejarás al llegar al muelle. Cuando falten mas menos dos metros al muelle, manteniendo poco motor y parado el molinete, pasas amarras y aseguras.
    Gracias por vuestro tutorial, es interesantísimo, seguiremos leyendo.
    Un fuerte abrazo
    Viriato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *