BLOG

29/12/2011

Recetas y enrolladores

Siempre me ha sorprendido la facilidad con la que circulan las recetas en este mundo de la vela. Y no digo que esten mal, es que a veces las recetas pueden derivar en comidas indigestas…

La receta:

Siempre que tengamos que enrollar el génova hagámoslo a mano para evitar roturas en el enrollador.

La indigestión:

Velero de 45 pies de eslota y dos tripulantes, navegando, pasado de trapo, contra el meltemi del verano en las islas Cícladas. Hay que enrollar génova. Uno de los tripulantes comienza a tirar, a mano, del cabo del enrollador mientras desventa un poco la vela. Nada, que aquello no se mueve. Amolla entoces algo más la vela y esta comienza a flamear con fuerza… Nuevo intento y más de lo mismo, el enrollador sigue insensible, como bloqueado.
Surgen entoces las dudas:
-¿pero que pasa aquí?, ¿no decía la receta que los enrolladores debieran ir suaves, a mano, como si tal cosa, que para eso cuestan lo que cuestan? Esto ni se mueve…
Y entonces, de algún sitio, surge la orden definitiva:
-¡Amolla en banda la vela…!
…Y allá fueron vela, escotas, vidas y haciendas, gualdrapeando salvajemente al viento, al tiempo que un ¡rass! estremecedor dejaba al pobre velero sin vela y a una tripulación indigesta.
A todo esto, el winche correspondiente contemplaba plácidamente el espectáculo sin entender nada de nada.

Artículos técnicos y tutoriales ,
About admin

2 Comments
  1. ¡Me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *