Alquiler veleros Kos

La isla de Kos, dotada de  aeropuerto, es un excelente punto de partida si se quiere visitar las islas griegas más orientales; lo que se ha dado en llamar el Dodecaneso, que significa doce islas, aunque en realidad son cientos de ellas. Solo algunas tienen importancia como para salir en las guías, pero están rotas en pedazos; una corte de islas menores, islotes, bajíos y farallones, las acompañan para formar bahías, calas y estrechos. Incluso el navegante más sosegado podría perder la cabeza al estudiar la carta. Necesitaría una vida para verlas todas.

La capital de la isla, también llamada Kos, es el centro turístico y cultural, con hoteles, restaurantes, una pequeña cantidad de clubes nocturnos y un puerto animado. La ciudad tiene una fortaleza del Siglo XIV en la entrada de su puerto, erigida en 1315 por los Caballeros de San Juan de Rodas.

Dejar un día libre después del viaje para visitar la isla creemos que valdrá la pena.